LA BELLA DURMIENTE (MI VERSIÓN ACTUALIZADA)

Erase una vez un pequeñísimo país con un rey y una reina. Era un país muy lejano y humilde y como tal vivían los reyes, humildemente pero muy felices y muy enamorados. Vivían felices en su reino viajando por su pequeño país y disfrutando de sus gentes, hacían fiestas para reunirse con todos y bailar y reír con ellos. Eran tan felices que no necesitaban nada más, incluso donaban parte de sus bienes al pueblo, pero un día mientras la reina se bañaba en el río una rana le habló y le dijo que en un año sería mamá. La reina no lo podía creer

  • Una rana que habla, debo tener fiebre, habré cogido frío, mejor vuelvo a casa

A los pocos meses se dio cuenta de que estaba embarazada y aunque no estaba en sus planes e incluso se plantearon el aborto al final los reyes pensaron que podía ser una aventura divertida.

Tuvieron una niña y celebraron una gran fiesta en honor de la pequeña, acudió todo el pueblo, pero por sorpresa se presentaron unas hadas, hacia tiempo que todos se habían olvidado de las hadas y ya nadie creía en ellas, pero ya que estaban fueron bienvenidas, cada una le regaló un don a la pequeña princesa, una belleza, otra inteligencia, otra riqueza. Los reyes eran reacios a esto porque en el pasado las hadas ya la habían liado de lo lindo con sus regalos, por eso en su tiempo fueron desterradas y olvidadas. De hecho la última hada muy enfadada por el destierro le regaló una maldición. A los 18 años la princesa se pincharía con la espina de una rosa y caería en un sueño profundo, del que solo un hombre en el mundo la podría despertar y del que quedaría perdidamente enamorada

Los reyes pasaron el mal trago de las hadas y no hicieron mucho caso, porque era sabido que los hechizos no surten efecto en los que no creen en las hadas

Pasaron los años y la felicidad de los reyes ya no era tanta, la princesa sí que creía en las hadas, los príncipes azules, y sobre todo en el dinero, mucho dinero. Los dones que le regalaron las hadas los había convertido en defectos, era bella e inteligente, pero prepotente, caprichosa y vanidosa.

Los reyes ya no sabían como lidiar con su hija y se les habían acabado las ganas de fiestas y el pueblo ya no los quería tanto, porque su hija solo quería amasar más y más fortuna, para tener más joyas, más coches, más cuentas en paraísos y siempre, siempre acababa siendo a costa del pueblo.

El día que cumplió 18 años la princesa quiso la fiesta más grande que se había hecho en siglos y la hizo muy a pesar de los reyes. Alguien como presente le llevó un ramo de rosas, algo que a la princesa enfadó muchísimo, porque le parecía un regalo demasiado pobre y simple para ella. Lo agarró fuertemente para tirarlo y entonces se pinchó. Como dijo la hada cayó en un sueño profundo del que nada la despertaba.

Mientras pasaban los meses y los reyes aprovecharon para arreglar todo lo que la princesa había estropeado, lo primero las relaciones con su pueblo, volvieron a hacer fiestas para el pueblo, a repartir la riqueza, bailaban y reían con ellos

Un día llegó un extranjero al que le habían hablado del país y de la generosidad de los reyes, fue allí porque los bancos lo habían arruinado y pensó que tal vez los reyes le dejarían cuidar un trozo de su tierra a cambio de comida y cama

Los reyes encantados con la simpatía y la humildad del extranjero decidieron cederle una casita pequeñita con algo de terreno para un huerto que estaba en las afueras, junto al río

En un momento de la reunión el joven se levantó para ir al baño y entonces pasó por la habitación de la princesa y al verla quedó prendado por su belleza y no pudo contener el deseo de besarla y entonces como dijo la hada despertó y quedó irremediablemente enamorada del extranjero.

Así fue como todos volvieron a ser felices juntos y en familia, la princesa se fue a la casita del río a vivir con su amado y se dedicó a trabajar en el huerto. No le quedaba otra, tenía que comer y su marido era muy pobre y ella estaba profundamente enamorada. Se hizo una gran profesional horticultora

Colorín colorado este cuento se ha acabado

Por Carmela Ramos

huerto

Y A TI…

Si te has perdido camina, camina y disfruta del paisaje, huele el aire, escucha a quien te cruces y sonríe, toca, siente y saborea el agua. Descansa cuando lo necesites y si no te encuentras a ti mismo, pide ayuda, preguntado se llega a Roma.

camina

EL FIN DE LOS CYBORGS

En un mundo gobernado por los cyborgs surgieron grupos clandestinos que cultivaban la mente, los sentimientos y los vínculos humanos, más si cabe que el cuerpo.

Tras décadas gracias a ellos la raza humana volvió a gobernar la tierra.

El culto por la humanidad prevaleció durante siglos

cropped-cropped-vinculos21.jpg

 

SUS OJOS

La guitarra sonando, el repiqueteo de los tacones de la gitana al compás, y él que se acercaba como podía entre el gentío, llegó ante ella y le llenó su copa de vino. Sus ojos negros la atravesaron entera, la recorrió de arriba abajo y desapareció el ruido, desapareció el bullicio, se sintió ligera, sola y única ante él y aquellos ojos negros. Ya no pudo soportar más la presión de su pecho y acercó su boca y supo que ya sólo podría vivir allí hasta el fin.

enamorados (1)

 

Hoy puedo escribir

Ella paseaba sola al medio día…Que va, que va, que va, no, esta historia no es en tercera persona, esta historia es en primera persona, quizá llega más al lector de la otra forma, o eso dicen, pero esta es una historia en primera persona.

Paseaba yo a medio día por una calle solitaria, una calle que bordea un gran parque de la ciudad, tan solo yo y a lo lejos un adolescente con una bici de esas de parkour, creo que se llaman así, hacía cabriolas y saltos. Pensé que su bici debía hacerle sentir libre. Seguí caminando hasta que una mirada me atravesó, sentí una punzada en el pecho y aflojé el paso. Venía directo hacía a mi desafiante y el miedo comenzaba recorrer mi cuerpo, temblaba y sudaba, apreté los puños, no era capaz de pestañear, me estaba diciendo burradas, algunas ni las entendía porque entre otras cosas el miedo me paralizaba. Había notado que tenía más cerca al joven de la bici y comencé a frenar el paso para tenerlo más cerca. Me había dicho algo más justo cuando el chico de la bici pasaba por mi lado y yo como pude le lancé una mirada de auxilio. Estaba aterrada, ya lo tenía casi encima y entonces el chico frenó volvió y gritó “¿pasa algo?” Solo entonces comencé a pausar la respiración, relajé mi cuerpo y le sonreí agradecida, había conseguido que aquel tipo se alejara, aunque se alejaba como si no hubiera pasado nada. El chico paró y se ofreció a acompañarme si era lo que yo necesitaba. Aun estaba paralizada por el miedo y solo fui capaz de articular “nada, nada, muchas gracias, de verdad”

Esta historia es en primera persona, podría ser en tercera, en segunda y en plural, es el miedo que todas o casi todas hemos sentido alguna vez. Algo habitual. No quiero sentir miedo, no quiero necesitar protección. Pero sí necesitamos el apoyo de los hombres como iguales.

Pero el chico del parque me hizo tener esperanza en lo que podemos conseguir, en el futuro.Muchos habrían pasado de largo y pasar de largo es algo tristemente normal, pero él se paró.

Yo hoy he parado, por mi, porque puedo parar y por las que no pueden parar y ahora voy a ponerme guapa porque he quedado con mis compañeras para ir a la mani, hoy me siento guapa, feliz y orgullosa de todas las mujeres que me rodean.

#MeToo

Carmela Ramos

hoyparo

SER LUCHADORA NO ES UNA OPCIÓN

Para una una mujer humilde, pero independiente y libre, ser luchadora no es una opción.

A una mujer triunfadora nada le viene dado, ni regalado, todo lo tiene de su esfuerzo, de su trabajo, de su constancia, de su sacrificio. Tiene mirada limpia, sonrisa amplia y enigmática presencia. Es río que fluye y a veces mar insondable. Es roca y a veces es viento. Odiada y amada. Orgullosa y dadivosa.

Es bonita. Es única

Carmela Ramos

mujer en lucha

RELATOS Y OTROS PENSAMIENTOS

Satisfactorio desenlace de la guerra de los mil años en el desolado territorio de cuerpo y mente del país sin gobierno de los amantes.

Al fin, gracias al amor, se firma la paz entre pasión, deseo y razón

Carmela Ramos


A MIL LUGARES

-¿Por qué ya no vuelas?

-Sí lo hago. Vuelo todos los días.

Cada vez que te miro

A MIL SITIOS

Carmela Ramos


 

NOTA PARA RECORDAR

Imponer como rutina no dejar que me domine ninguna rutina

abuela

Carmela Ramos


CLARO QUE SÍ

Él le preguntó a ella, que si le quería, a ella esa pregunta le descolocó, estaban teniendo una larga conversación, una conversación simple, sobre música, en la que esa pregunta no tenía sentido.

-Después de veinte años juntos ¿que motivo puede haber para pensar otra cosa? Lo he vivido todo contigo,

-Ya, pero entonces, ¿me quieres?

-A estas alturas, nos ha pasado de todo, puedes pensar a veces que no, puedes pensar que sí, tengo claro lo que siento. Tú también sabes lo que sientes. No hay más

-De verdad ¿me quieres? Aún no me has contestado

-Claro que sí

El se quedó en silencio junto a ella, hasta que horas después se durmió en el sofá abrazado a ella, le encantaba dormirse apoyando la cabeza en su pecho, abrazado a ella. Para ella ese era el mejor momento del día. Lo acunaba como a un niño. Le besaba y acariciaba el pelo

Ella lo adoraba, desde el primer día lo quiso. Sabia que ya sólo junto a él acabaría sus días

Lo acompañó en todo, en sus idas y venidas, en sus enfados, en sus celos. En su mundo inventado. En sus historias de espías. En sus desplantes. En sus abrazos. En su amor egoísta.

Jamás una pregunta le había generado tantas dudas. Lo acompañó a su habitación, lo dejó acomodado en su cama, se recostó junto a él sin dejar de mirarlo durante mucho rato. Le besó, y mientras el dormía, le preguntó, “¿alguna vez me quisiste?”

Salió al pasillo y se despidió del personal del turno de noche, sin poder evitar las lágrimas en sus ojos. Llevaba cinco años visitándolo en el centro psiquiátrico cada día. Desayunando en aquel jardín, con él, cenando en aquella sala, a veces dudaba de pertenecer aún al mundo de los cuerdos. Esa noche toda su vida pasó ante ella.

Ya jamás volvería.

Carmela Ramos para la revista Zoque


Divorcio

Como todos los días ella al levantarse preparó el desayuno, café y tostadas, él como cada mañana un chocolate.
Irónicamente era un día soleado y ella pudo desayunar en la terraza, como le gustaba, mientras decidía que modelo lucir para el acontecimiento que había esperado desesperada durante meses.
Él revisó el correo y se dirigió al armario del pequeño estudio en el que ahora vivía a por lo primero que encontrara para ponerse
Salieron los dos de casa, para ir a encontrarse en el juzgado
Después de horas de reparticiones,y discusiones de sus abogados, ella sin poder contenerse más se dirigió a él
-al final me voy sin verte

Carmela Ramos

El Resorte

Federico nació en un pequeño piso de un barrio de Montevideo hacía 25 años. Era hijo de Ana y de Samuel. Su padre que trabajaba como profesor, los abandonó para irse no sabían donde, con una mujer extranjera. Lo que cambió para siempre el carácter de su madre y la hizo una mujer triste y enfadada con el mundo, además de dura por el trabajo, ya que el padre al irse los dejó arruinados.

Federico con catorce años ya tuvo que dejar el colegio para salir a trabajar. Aunque más bien a buscarse la vida. Conoció a David, se puede decir que su compañero de fechorías.

David era un chico de dieciocho años hijo de un jugador de cartas, que se había criado en la calle y sobrevivido de sus robos ya que el padre a parte de arruinado no hacía caso de su existencia y necesidades. David era un auténtico profesional del hurto y gustosamente y orgulloso enseñó el negocio a Federico. Esta era una labor menos cansada que la cadena de montaje que Ana había buscado para su hijo.

El padre de David en una de sus borracheras al volver de una partida de cartas le habló de un hombre tan prepotente que para conservar la pequeña aldea donde se había construido su gran cortijo, hizo construir casas que regalaba a gente a cambio de trabajo y de que estas mantuvieran así activo y poblado su pequeño gran reino. Se trataba de un tal don Verídico.

Se lo había contado en la partida de cartas uno de los nuevos propietarios empleados, porque además se decía que junto al cortijo de don Verídico, en una pequeña casita, se decía que vivía un abuelito, protegido del tal terrateniente, que escondía un tesoro.

David que quería escapar de Montevideo a Europa y para ello necesitaba fondos, decidió seguir investigando el tesoro escondido del abuelito

Se hizo pasar por vendedor de chocolates y así conoció a Julia, la panadera de el Resorte, a la que con sus encantos embaucó y de la que, sin ella darse cuenta, consiguió toda la información del pueblo y del abuelito que necesitaba para sus planes.

Preparados Federico y David aprovecharon las fiestas de la aldea y una mañana que el abuelo saldría de casa para ir a cobrar su pensión. Entraron en la casa sin ningún problema y en el viejo sótano estaba el baúl. David emocionado abrió el baúl que le llevaría a la libertad, encontró dentro una bolsa de tela llena de pesos uruguayos, que le hizo sentir que el corazón le salía del pecho y Federico se fijó en una gran colección de cartas. Todas eran poemas de amor, y decidió que se las llevaba a pesar de las negativas de David.

En Montevideo Federico explicó a David que ya no le podía acompañar más, que debía ir solo a Europa porque el no podía dejar sola a su madre, eso la mataría. Pidió a David que repartiera los pesos y que las cartas y parte de su dinero lo llevara en su viaje. David estaba intrigado por el interés en las cartas. Federico le pidió que una vez por semana, enviara uno de los poemas con algunos pesos, a su madre. David, como siempre, atendió las necesidades de su amigo y así lo haría.

Ana comenzó a recibir sus poemas todas las semanas, al principio muy sorprendida e intrigada, preguntaba a Federico, el cual siempre se encogía de hombros y sonreía.

Ana, en pocos meses, había vuelto a sonreir, a bailar, a cantar,a sentirse guapa y corría todos los lunes a su buzón a recoger un nuevo poema de amor. Llena de valentía decidió comenzar una nueva vida. Dejó su pequeño pisito en Montevideo a Federico, que ahora trabajaba en un salón de juego de la ciudad y ella se fue a ocupar una de las casas que aun quedaban libres en el Resorte y comenzó a trabajar en el cortijo de Don Verídico. Así gracias a sus poemas anónimos y los pesos que recibía, Ana  reinició una nueva vida en un nuevo lugar para ella

Versión por Carmela Ramos


Gracias

El hombre que más he querido es el hombre que perdí y que me hizo perderme durante mucho tiempo.

Y buscando, buscando, me encontré.

A tí papá

paseo

 Carmela Ramos

DUERMETE NIÑA

Llevaba dos noches sin apenas dormir por las pesadillas. Se despertaba sobresaltada con la imagen de una niña que le resultaba familiar y le angustiaba el hecho de no poder recordar más.

Con la pesadez de estar sin dormir arrastró a duras penas su cuerpo hacia la clínica dental en la que trabajaba, mientras de forma incordiosa se repetía en su cabeza el “rock de la ovejita”. Ya sabéis ¿no? “ con el rock rock, rock de la ovejita, con el rock rock, rock de la ovejita”

Y ella tan solo quería tener la mente en blanco, como si eso fuera posible

De pronto le sobresaltó el teléfono

-Clínica Páez, buenos días, dígame

-Mambrú se fue a la guerra, que dolor, que dolor que pena ( canturreando con la misma voz que por la noche no le dejaba dormir)

-¿cómo dice?

-no sé cuando vendrá, do re mi, do re fa, no sé cuando vendrá

-Por favor, no tiene gracia.

Otra llamada le obligó a volver descolgar el teléfono

  • En la ca lle lle venticua tro tro

Colgó bruscamente y no paró de correr hacia casa agitada y asustada, con el pulso acelerado, el vello de punta y un pellizco en el estómago, corría y corría como no sabía que podía hacerlo, de hecho era bastante pato, agotada y excitada calló acompañada de un largo grito por una trampilla que había detrás de su casa y acababa en el sótano. Al final de su caída se sintió descansada. Con los ojos cerrados y extenuada, volvió a escuchar el rock de la ovejita.

Tengo, tengo tengo, tú no tienes nada

Ahora todo era más familiar, el olor, la voz, abrió los ojos y vio a su hermana adormilada pero sin parar de canturrear

gemelas-pollock

Las gemelas Pollock

Por Carmela Ramos

 

ATENEA ASOCIACIÓN DE ARTESANOS

Vivir de lo que uno quiere, a veces tan difícil, a ratos parece tan fácil, últimamente estoy leyendo mucho de vive tú sueño, vive de lo que amas y de gente que dice ayudar a otros a hacerlo posible, y está bien, no va de eso esta entrada, de hecho en ello estoy, en vivir de hacer las cosas como me gusta. En realidad en estos tiempos de crisis en que hemos aprendido a vivir con menos cosas materiales, hemos surgido muchos emprendedores, creativos, artesanos, gente que sabe hacer cosas con sus manos e intentan vivir de ello. Admiro a la gente que es capaz de crear, pintores, escultores, escritores, músicos y demás artesanos y artistas, pero vivir de ello es una tarea ardua, difícil. Sin embargo ahí está Andrea, ya hablé de ella en una entada anterior https://larua5.wordpress.com/2015/05/31/mapas-antiguos-de-andrea-zucas Viene de una familia de artistas todos, Argentina enamorada de Málaga en concreto de Torremolinos, y muy conocedora de la cartografía histórica, hace maravillas con mapas. Recuerdo cuando empecé con el blog, ella siempre me ha animado a escribir y no dejar de hacerlo, le gustó la idea del blog y que además de relatos reuniese información de artesanos, artistas y gente valiente y emprendedora que está haciendo cosas distintas, pero mi sorpresa fue que estaba trabajando duro en un precioso proyecto que aún continua y de hecho sigue creciendo y no dejan de hacer cosas. Andrea es presidenta y socia fundadora de Atenea, Asociación de artesanos de Torremolinos. Está trabajando en un proyecto cargado de ilusión que lo que trata es de fusionar a esos distintos artesanos, cada cuál en lo suyo, barro, cuero, telas, lanas, pintura y que todos tengan un lugar donde dar a conocer su trabajo y no sé, pero al menos tratar de vivir de ello, porque no es fácil nada es fácil, pero vivir de la artesanía en estos tiempos que antes de ir al mercado o bajar a la tienda de la esquina, damos una vuelta por amazon buscando gangas o las ofertas en los grandes centros comerciales, vivir de la artesanía y de lo que amamos es una verdadera heroicidad, realmente de agradecer.

Alegran con sus creaciones las plazas de Torremolinos durante  el fin de semana, pero van más allá y le dan cabida también a músicos, bailarines, pinta caras. Más artistas que comparten su saber y alegría. No se rinden

Piensa en un domingo soleado, sin un plan concreto, desayunar, quizá en la calle y pasear, y durante el paseo de un domingo sin prisas, llegar al mercado, todo lleno de color, los collares de todos los colores, de todos los materiales, coco,madera, fimo, hueso, tablones pintados para decorar, jarrones, mimbre, una señora que en su puesto está haciendo crochet, puestos de comida y los niños riendo con los payasos y los pintacaras y al final un cantautor con su guitarra, sonríe mientras canta viendo a los niños reir y jugar con los pintacaras ¿lo has imaginado? pues lo hacen posible, trabajan toda la semana para que ese domingo sea así, sería interesante que ayudemos a que continúen.

Andrea tal vez ha aparcado un poco lo que creo que más le gusta, la cartografía, pero es lista y es que merece mucho la pena, bueno no, la alegría y el tiempo, lo que está haciendo y que haya muchos más como ella

Os dejo enlaces y no dejéis de ir a conocerlos

https://www.facebook.com/zucasalonsoandrea/?pnref=about.overview

https://www.facebook.com/mercadosartesania/?pnref=about.overview

https://www.facebook.com/exposicionartesanal/?pnref=about.overview

http://www.torremolinos.es/2016/01/el-mercado-de-artesania-atenea-se-traslada-a-la-plaza-costa-del-sol/

mercado1

mercado

UNA TERRAZA PROPIA

Marta, hambrienta después del trabajo, olía las albóndigas de su madre desde el portal y se apresuró en subir a casa para degustar su plato preferido que le estaba provocando salivar. Dando el primer bocado su madre ya comenzó a reñirle por a saber que había o no había hecho y recriminar su actitud mientras ella le hablaba, que en la realidad no era otra que tratar de encontrar el momento de poder alabar como había quedado tan maravilloso plato, pero no lo encontraba y pasó a imaginarse en su propia terraza, con su plato, su pan y su copa de vino,

Llevaba años trabajando y le apetecía tener su propio espacio para vivir.

Preparó café se sentó junto a su madre, jugó durante rato con la cuchara, acariciando la taza y aprovechando el calor que calentaba sus manos, perdiendo minutos para ser capaz de plantearlo.

  • Mamá, estoy pensando en alquilar un apartamento

Madre era la mejor en esquivar algo que no quería escuchar y sin opinar cambió el tema y comenzó a hablarle de la nueva novia de su hermano. Estuvo hablando de lo mismo hasta que Marta se levantó para salir a cenar con su pareja, odiaba llamarlo novio.. tal vez tan solo manías

Marta durante la cena no podía dejar de imaginarse sentada en su terraza rodeada de plantas y tarros con hierbas aromáticas

  • Creo que ya es necesario tener mi propio espacio. Alquilaré un apartamento

  • Genial, yo me iré contigo ¿pero no sería mejor comprar?

En realidad no esperaba esa respuesta, no era así su plan, pero tras un sin fin de historias, argumentos y justificaciones que pasaron por su cabeza solo se atrevió a pronunciar

  • ¿tú crees?

Al parecer era algo absurdo, la idea de alquilar un apartamento, una chica sola teniendo pareja, además bien posicionados y con trabajo estable.

Esta nueva idea si le pareció maravillosa a madre. Lo mejor para ella no podía ser otra cosa que comprar un piso de 70 metros cuadrados comprado con la ayuda de su pareja, dónde vivir los dos juntos con una cocina instalada para ahorrar gastos.

Así tras semanas paseando por todos los pisos en venta de la ciudad y la lectura del notario que en definitiva le otorgaba el derecho a un piso compartido con su pareja hasta el fin de los tiempos, se veía una noche cenando en el suelo de su nuevo piso que pagaría tras cuarenta años de trabajo junto a su pareja.

Miraba la pequeña terraza al fondo del salón, o lo que en realidad era un balcón donde como mucho cabía una única silla.

Fue entonces cuando comenzó su nuevo proyecto,veinte metros cuadrados de libertad, quería su terraza llena de macetas y su espacio propio, un apartamento en alquiler, solo para ella. Donde tomar una copa de vino con un plato de queso y una buena lectura tomando el sol

¿qué más se necesita para ser libre?

riomundo

Nacimiento del Río Mundo

Por Carmela Ramos

CAMINA AVENTURERO,CAMINA

Hay personas para las que adentrarse 15 minutos en las cloacas de alguna ciudad lejana llevadas por sus bonitos zapatos caros y sus vestidos de boutique y acompañadas siempre de su guía pagado, harto de las manías de cada turista y convencido aventurero, hay personas a las que esto les parecen experiencias únicas que les impregnan de la realidad del lugar. Pero por otro lado no serían capaces de  comprar un bocata al vendedor ambulante del mismo lugar y comer sentado en la acera.

Sal sin tu iphone, sin el bolso de marca y sin tu reflex, échate las monedas que necesites al bolsillo y usa calzado cómodo. Camina como si fueras de allí, trata de oler el aire y siente el grado de humedad en tu piel. Déjate acompañar por alguien de la ciudad, alguien que no necesites pagar, eso se consigue conversando como iguales, empatizando. Empatizar es más fácil para los acostumbrados a limpiarse sus porquerías y son los únicos responsables de llenarse el frigo, pero aún así, si abres bien todos los sentidos y escuchas, todos podemos empatizar. Mira bien la expresión de sus ojos y guárdala en tu mente, observa su sonrisa, escucha su acento y siente lo que dice, huele los sitios de los que te habla, entiende sus creencias aunque no las compartas. Visita los lugares que te dice y mucho mejor si vas en transporte público. Las caras con las que te cruzas en el bus cuentan mucho de la vida de esa ciudad. Viaja a otra ciudad durante la noche como ellos lo hacen. Jamás olvidarás las 8 horas de  viaje en bus  para llegar a aquel maravilloso lugar, pero sí las 12 horas de vuelo que te sacaron de tu mundo.

Tráete de vuelta contigo los olores de cada sitio. Baila con ellos su música hasta que acabes sudando. Camina y come en mercados. Ve donde te dijo la señora que te vendió la fruta, pero antes de irte invítala a un helado, hay que ser agradecido siempre por lo que recibes.

Camina y cuando tus pies se cansen túmbate en  aquella playa, siéntate en la piedra del camino, o ¿por qué no? AHORA PAGATE UN SPA

Recuerda de todas formas que para descubrir mundos nuevos no siempre hay que coger un avión. A veces es una pequeña aldea a una hora en coche de tú hogar.

Dicen que hay un motero aventurero  que está dando la vuelta al mundo, tan solo con su moto y lo que cabe en sus alforjas. Traerá mucho más. Mientras menos llevas, más traes de vuelta. Grandes historias y las mejores fotografías las que quedarán para siempre en su mente.

Pero si aun así prefieres tu guía pagado y el hotel con todas sus estrellas, entonces no he dicho nada. Yo hablaba de otras estrellas

vendedora

Por Carmela Ramos

Si quieres seguir el viaje de Xuankar aquí te dejo el enlace

Vuelta al mundo http://www.xuankarworldtrip.es/

EVEREST

 

Había sobrevivido al parvulario y a sus gafas de miope.
Sobrevivió a veinte años de matrimonio con el señor Scrooge y a aquel empleo en el banco.
El Everest se le antojaba una pequeña piedra en el camino
deportivas
 Por Carmela Ramos

PROTEO Y PROMETEA

“Las cosas son lo que son lo que son y pueden ser algo más”

Es Magía

Y lo vuelven a hacer, contar grandes historias con pocas palabras y decir mucho.

En un espacio muy pequeño Augusto López nos cuenta dos grandes historias de Dioses griegos como no te puedes imaginar y deja con ganas de más.

No os cuento más. Os dejo enlace a su blog  http://augustolopez.es/proteo-y-prometea/

 

proteo

El libro se puede adquirir al precio de 2 € en https://www.libreriaproteo.com/

¿ESTATUS DE QUÉ?

Estatus social en sociología describe la posición que un individuo ocupa dentro de una sociedad.

Es la posición social que una persona ocupa en la sociedad o un grupo social de personas.

De esto que otra vez el individuo está sometido a los parámetros sociales del momento.

Pero es que, se complica, además hay tipos de estatus, estatus asignado, estatus objetivo y estatus subjetivo, por si no era bastante con conseguir un estatus.

El adquirido se define como el que se asigna por méritos o acciones. Entonces considero que este puede estar bien, porque por ejemplo, a nuestra madre todos le asignamos cantidad de méritos y de hechos. Las buenas madres deberían estar arriba. Pero quizá no va a ser así el concepto que tenga la sociedad. Esta es la que va a determinar según época, cultura, valores y normas. Aunque en época de crisis las madres y padres por acciones y méritos que ya conocemos deben tener un estatus muy alto, ¿no? Pues parece que el director del banco sólo por director, tiene un estatus más alto que una madre o padre con todo lo que aporten o ayuden o sostengan.

Al estatus también está asociado el nivel de prestigio. Prestigio que va socialmente relacionado con el estatus social de cada individuo. Esto es que el barrendero, aunque con gran nivel cultural, estudios y ya se lea el Quijote del derecho y del revés, a nivel social va a tener menos estatus que el joven señor director banquero.

Pero se supone que el banquero y el barrendero y la madre y la sociedad, ya saben el valor del tiempo, de la familia, y de ser libre.

La sociedad ya sabe reconocer la importancia de todo esto para ser feliz, pero sin embargo impone diferencias de estatus social en relación a tanto tienes y a qué te dedicas y qué méritos te has ganado (normalmente relacionados con bienes materiales) . Con esta presión va a ser difícil para el individuo no acabar peleando, al menos en algún momento, por el “título”.

Está claro que así cenicienta no se casa con el príncipe.

Pero había más tipos de estatus. El objetivo, otra vez asignado por la sociedad, la cultura o grupo social donde se desenvuelve el individuo, y para adquirirlo hay que cumplir criterios como tipo de trabajo, riqueza conocimientos o incluso características físicas.

Me parece agotador. En la época de mí abuela, la forma de vida era más humilde que la que ahora llevamos y su expresión era relajada y no me la imagino planteándose tantas cosas. ¿Tanto para qué?

Peeeero, aún hay más, estatus subjetivo: El que una persona cree tener sin poseer ninguna aprobación social y sin cumplir ningún criterio que soporte el estatus del cual hace alarde. Este individuo, entiendo yo que será el “fantasma” que el solito, se cree con cualidades, pero considero que después de todo va a ser el más feliz.

Con tanto rol social, normas, demostraciones, al final se nos olvida el paseo que íbamos a dar a media mañana, porque sí, lo buena que estaba la sopa que nos prepararon anoche o lo bien que sienta una siesta y no parece que sea perder el tiempo. Y al fin y al cabo esto es igual para el banquero, barrendero, padre, madre y cualquier persona.

El tiempo, los sentimientos, la felicidad, la libertad, deben ir más al margen de toda esta carrera sin meta real, que nos hemos marcado en sociedad, que equivocadamente, a veces, nos hace sentirnos más grandes y mejores que el resto

Si va a haber que sacrificar mucho, yo suspendo y no repito. Y ala, a vivir y a crear.

Por suerte las emociones se contagian, y si individualmente, las buenas se las contagiamos al menos a los que nos rodean, a mí me parece un buen logro.

Carmen Ramos.

ENCRUCIJADAS

“Cuando llegamos a una encrucijada, las líneas rectas y curvas que nos llevan a una sola y tranquilizadora dirección se expanden en varias” “¿A dónde voy?”

Son las palabras de Augusto López que tengo subrayadas en este libro de pequeñas historias que hablan de grandes e importantes momentos, Encrucijadas de editorial Mitad Doble.

Los libros, en mi humilde opinión, hay que vivirlos, hay que meterse en ellos, como una parte más de él. Soy de las que si no consigo meterme en la historia que me están contando tengo que dejarlo y aunque la conciencia no me deje descansar, va a ser complicado que se me ocurra volver a abrirlo.

Pues bien, doce son los escritores y doce historias las que hay en este libro y desde la primera hasta la última, he formado parte de cada una de ellas desde sus primeras palabras. Historias de inquietudes, complejos, manías, amores, y desamores, que un día por algo nos hacen tomar un camino y marcan nuestra vida. De una forma o de otra, o de otra, con todas de alguna manera me he sentido reconocida y me han hecho vivir dos domingos mágicos. Aprendiendo, de quedada con nuevos amigos con otras historias y nuevas rarezas

rara

Una reluciente página en blanco que te llama a escribir separa cada relato y en cada una de ellas me he parado al terminar cada historia.

Se me antojaba esa hoja en blanco como una posibilidad de tener una tertulia a distancia con el autor o autora de lo leído (vivido). Un domingo de conversación cómplice hasta la madrugada acerca de qué le inspiró, quién fue su musa, imaginar en qué momento empezaron a escribir y si hubo una situación concreta que les llevó a escribir.

Magníficos todos consiguen involucrar al lector y de que manera, mucho más allá de sus palabras para tratar de llegar a ellos.

Porque hablan de momentos importantes en que tomamos decisiones que marcaran para siempre nuestras vidas. Y sin saberlo marcarán el antes y el después. Quién somos a partir de ese momento.

Involucrada del todo hasta faltarme esa conversación trascendental de después que lleva a otra y a otra historia.

Muchas gracias a los doce por este precioso domingo.

Portada encrucijadas

En librerias Prometeo

https://www.facebook.com/Librerias.Prometeo.Proteo?hc_location=ufi

https://www.libreriaproteo.com/

y en editorial Mitad Doble

http://www.mitaddoble.com/

Por Carmela Ramos

LA MÚSICA DE LA RUA

Porque claro que en la rua hay espacio para la música, todo. Porque la música está en todas partes, sí,como el amor, pues sí, igual con la música.

Acerca de que la música influye y depende del estado de ánimo, incluso hay varios estudios realizados, de los que aquí no vamos a hablar porque La Rua no es para eso, es para conocer emprendedores, aventureros, soñadores que no pierden nunca de vista su meta.

Los músicos llevan toda la vida, toda, desde que existimos, haciéndonos sentir. Son gente preciosa cargados de energía y de fuerza que no dejan de ir repartiendo por todas partes. Gritan a la libertad, al amor, a la justicia. Libres y grandes, tienen que gritarlo y en pocos minutos regalan pequeños momentos de libertad a quien los escucha.

La banda sonora de nuestra vida continuamente está cambiando, lo que algunos no somos capaces de hablar, porque no sabemos como, ellos nos lo van dictando y nosotros lo bailamos y así nos acaban regalando minutos de libertad.

La mayoría no firmará un contrato millonario, pero seguirán con su sueño, como sale del lápiz de Malpoeta Rock  “Escribiré hasta que sangren mis dedos, hasta que se me sequen las ideas, hasta que se rompa mi voz y mientras tenga algo que decir… No me hace hombre decir verdades, ni cobarde el ocultarlas…Me hace digno el cantarte, lo que nunca supe hablarte”

Ahora esta es la música de la Rua

Los amigos Malpoeta Rock. Espero que os gusten. Hay mucho, mucho más

Y un poco de Jose Rockalcohol

La banda sonora de La Rua

Por Carmela Ramos

LOS MAPAS DE ANDREA ZUCAS

Buscar y encontrar artistas, emprendedores,  de los que contar un poquito de lo que son capaces de crear, está siendo apasionante. El arte todo lo salpica, y hay multitud de cosas maravillosas para apasionar a un artista. Tengo muchísima suerte de estar rodeada de gente creativa con multitud de inquietudes distintas.

Estos días hace 9 años que Andrea Vanessa Zucas llegó a este país desde Argentina, ella junto a su familia llegaron para enriquecernos a todos los que estamos cerca. Todas las personas que forman esta preciosa familia, todos, tienen gran sensibilidad para el arte, la pintura, las letras, la música. Pero Andrea, a la que dedico esta entrada, me descubrió un nuevo sitio también lleno de belleza y donde empiezan infinidad de historias y aventuras. La belleza de la historia de la toda la humanidad contada a través de sus mapas.

Llena de talento, pero de talante dulce y tranquilo, a la vez que curiosa y activa. Una mujer, capaz de poner los pies en la tierra y el corazón volando a través sus mapas. Viviendo mil aventuras de navegantes. Modifica mapas con sus técnicas consiguiendo que parezca que hablasen, que de alguno de los barcos que surcan sus mares de pronto fuera a saltar algún pirata. Y es que yo no sabía que con mapas se podrían conseguir espacios para soñar como este

mapas

Andrea es muy cuidadosa del estilo y los detalles y cuenta como nadie la historia que acompaña cada uno de sus mapas. Además de lo que hace con sus mapas es una gran contadora de historias. Y no han tardado en demostrarle valoración.

Tengo mucha suerte de tenerla cerca, para seguir aprendiendo y creciendo junto a ella y con su ejemplo. Colabora para ABC, y lo mejor es compartir su trabajo para poderlo entender

http://abcblogs.abc.es/espejo-de-navegantes/2015/01/07/los-mapas-magneticos-y-cartas-esfericas-sus-verdaderos-origenes/

El amor que pone en su trabajo lo podéis seguir descubriendo en los enlaces que os dejo

http://abcblogs.abc.es/espejo-de-navegantes/author/andreazucas/

https://www.facebook.com/zucasalonso/timeline

https://www.facebook.com/zucasalonsoandrea

Por Carmela Ramos

CON LA “A” ABECEROS, DE AUGUSTO LÓPEZ

No podía hacer menos que releerlo antes de escribir de Abeceros, el libro de mi profe. La realidad es que es un libro para releer, hojear y muy cierto que para compartir en la intimidad saboreando un buen vino.

Se puede decir que este libro me enamoró desde el prólogo, escrito este por Nuria Caballero Rivera y que en mi opinión acierta de pleno con sus palabras, que más que opinión es lo que Augusto López hace sentir a sus alumnos y lectores. Como Nuria dice en su prólogo, “con su faceta de gestor cultural, Augusto nos ha regalado su trabajo y su buen hacer como catalizador del talento creativo ajeno a través de múltiples iniciativas: revistas, fanzines y producciones audiovisuales” y su labor docente, capaz de motivar al alumno sea cual sea el nivel desde el que este parta.

Pero es este, como al principio decía, un libro para releer y hojear. Lleno de vida, en cada uno de sus relatos de distintos géneros. Llenos de sensualidad, de erotismo, de juego, en distintos estilos. Definitivamente,para tomar con un buen vino, no podéis dejar de disfrutarlo.

Un libro fácil de leer, muestra de lo que sus alumnos vemos, por lo que le seguimos y dónde ya nos gustaría llegar.

Un orgullo para mi tenerlo como amigo y además ejemplar de su segundo libro en mi poder dedicado.

Por muchos más

http://augustolopez.es/augusto-lopez/

abeceros

Por Carmela Ramos

Inspiración y motivación. Pensamientos.


Mi lápiz y tú

Los domingos tienen otro color, son más brillantes. Fuera puede estar nublado, pero al despertar, el día tiene otro color, son dorados, brillantes, lleno de colores con luz. También el aire es distinto, se respira mejor y huele a tostadas y café recién hecho. Los domingos son especiales. El ritmo de todo es distinto, no es más lento, es distinto, sosegado. Es el día que por fin todo va a un ritmo natural. Y cuando todo fluye, todos los detalles los puedo apreciar mejor. Las dimensiones de la cama al estirarme sobre ella al despertar y soy consciente de cada uno de los músculos que estiro, y de todos los colores y olores de la habitación. Los sonidos, soy capaz de escuchar los pájaros, que gracia, como si el resto de días no cantarán. Hasta ser consciente de cada pequeño detalle que me rodea.

Con todos los sentidos mucho más despiertos, la música suave y el café humeando sobre la mesa me surgen ganas de escribir. Pero como siempre, ¿sobre qué escribir?

Entonces soy consciente de ti, estas a mi lado, has terminado tú taza de café y estas leyendo las noticias en el ordenador, de vez en cuando me comentas alguna que te parece más interesante y llamas mi atención que aún está tratando de despertar. Te miro, pero no te puedo escuchar, mi cabeza está en muchos pensamientos a la vez, en muchas emociones, es domingo y viéndote he encontrado la inspiración. Y tengo que ponerme a escribir ya. Me miras con una expresión de incertidumbre. De pronto busco libretas y lápices, me hablas y asiento con la cabeza, pero no escucho, ya solo puedo escribir las ideas que llegan sin parar.

Me tengo que documentar, prepararme a fondo para poder expresar con palabras escritas.

El tema es la inspiración misma, pero la inspiración que me llega a través de ti. Entonces me miras y me sonríes. Es que he llegado a la conclusión que para documentarme voy a tener que observarte y llevo diez minutos mirándote, observándote sin decir nada, absorta en ti y en la lluvia de ideas que cae en mi cabeza y tú no entiendes que es lo que me pasa. El porqué de esa cara de niña traviesa que acaba de hacer una trastada.

La inspiración, pero a través de ti, o tú como inspiración, pero no tú como tema. Es algo sutil, la inspiración que me llega a través de ti, pero no como que tú me inspiras romanticamente y que mi inspiración dependa de ti. Es otra cosa. La inspiración que me llega influida por ti.

Escucho y observo tu tono de voz según que tema. Es distinta tu voz cuando hablas de algo que te entusiasma, que disfrutas o como cambia el tono cuando estas serio, preocupado o triste. Y tus ojos a la vez que la voz, también lo reflejan. Y a la vez me observo yo, me contagio

Tú sonrisa también cambia. Si cuentas anécdotas y aventuras vividas es fácil que acompañes la historia de una gran carcajada. Y me haces reír. Empiezas a preparar un plato nuevo y especial y se te dibuja la ilusión en la cara. Y el olor a cebolla y felicidad envuelve toda la casa y todo es una fiesta improvisada.

Como te mueves cuando te me acercas, o como te influye la lluvia o como tu mal humor influye en mi. Y ahora ya soy capaz de ver a través de ti. Y soy una yo contagiada de ti

Pienso que has sido otros tú, a veces varios tú. Y mi lápiz llevaba otro ritmo.

Y durante mucho tiempo no llevó ningún ritmo. Sin embargo yo estaba llena de historias por contar, y es cuando vuelve a mi cabeza la misma pregunta, ¿será mi lápiz o serás tú?

 

Carmela Ramos….. Continuará

El Sueño Guest House

El sueño Guest House, o el hostel de Marta, (hostel, con la “h” sonando como “j” muy pronunciada, así debe sonar)

Ayer mi Marta inaguró su hostel, su sueño.Y si aquí vamos a hablar de mujeres que triunfan, de emprendedores, de soñadores, de valientes, entonces no me queda otra que hablar de Marta. A Marta yo la conocí como compañera de trabajo, un trabajo de esos que nunca te has planteado si te gustaría hacer, simplemente por motivos, en un momento determinado tienes que hacer y guardar tus motivaciones e inquietudes en un cajón. Y alli habíamos llegado las dos

A lo largo de la vida nos vamos encontrando con personas, algunas siempre nos acompañan, desde que somos niños, los amigos que como la familia, siempre van a estar. Otros van de paso y hay otras personas, como Marta, que son maravillosas y dan sentido a la vida, más bien, es algo así como que dan vida a la vida. Tienen fuerza para ellos y todos los que estamos a su alrededor.

Ayer estando en El Sueño, lo tenía claro, no podía ser de otra forma, El Sueño no podría ser sin Marta, ni Marta sin El sueño. Descubriendo las habitaciones y los huecos y rincones del hostel, pensé que tenía que ser así, que era como que toda la vida de Marta había sido una formación intensiva para llegar a tener su sueño, su casa, una parte de ella.

Conseguir un sueño no es fácil. Hay que luchar mucho y caerse mucho y levantarse a veces cuando hay pocas fuerzas, hay que querer y aprender y echarle muchos ovarios, pero si al final sale, y al final, sí sale, la cara que se pone es la que ayer tenía Marta, la cara de la felicidad.

Marta y Elena han trabajado muy duro y lo han conseguido, no sabemos como será el camino, ni como el final, pero ya tienen su sueño. El sueño está de puertas abiertas a mil aventuras, y estoy segura que muchas risas

Mucha suerte valientes, no quiero perderme ni un momento de esta aventura

https://www.facebook.com/pages/El-Sue%C3%B1o-Guest-House-BB/748909875188567

DSC_0267Por Carmela Ramos